La sobrecogedora experiencia de Jordi Xammar como voluntario tras el terremoto de Indonesia