Messi se estrena como capitán levantando la Supercopa