Joao Ferreira, a Juan: “¿Quieres que lo arreglemos para ti?”