Los guardaespaldas de Urdangarín se enfrentan a la prensa en Washington