Ángel, pendiente de la llegada de la policía para ser desahuciado