Los ladrones de la casa de Camilo Sesto se llevaron una peluca del artista