El exrepresentante de Camilo asegura si sintió que si no daba los datos le iban a matar