Si la Infanta sigue imputada, investigarán sus declaraciones