Muchos gibraltareños están empadronados en el Peñón pero viven en la Costa del Sol