Los vecinos de un barrio de Madrid se quejan de se ha abierto un burdel clandestino en un adosado