La comisaria europea del interior culpa a la guardia civil de la muerte de 15 inmigrantes