Doña Letizia, de blanco pero sin mantilla en la audiencia de los reyes ante el Papa