Los agentes corruptos de Palma podrían haber realizado amenazas en los últimos días