Tocados por la crisis, y también por "el gordo"