La chica no abre los ojos, no habla y sus movimientos son dirigidos por 'la manada'