El violador del estilete, de nuevo en libertad