El tuit de Jordi Sevilla desata la polémica entre los representantes políticos