Mariscadora: "El móvil tenía un golpe grande, lo rompieron antes de tirarlo"