Teresa tuvo que pagar 90.000 euros por la herencia de varias propiedades