Cayetano, arropado por sus fans