Cobra fuerza la hipótesis del pacto entre los padres para perpetrar el crimen de la Orotava en Tenerife