Isabel Pantoja, ¿enfadada?