Josep Pujol, en un yate de ocho millones de euros y bajo una gran bandera de España