Strauss Kahn, nuevas acusaciones