La hija de Fran y Eugenia fue la única que declaró ante el juez