Terry, histérica por el tabaco