Ana Rosa, indignada: "¡Es el mundo al revés!"