La asociación del taxi denuncia con fotos la aparición de 18 taxis con los cristales rotos en Barcelona