La 'boina' de Madrid se mantiene: recorremos las zonas más contaminadas