Al 'Govern legítimo' de Puigdemont se le olvida borrar las piernas de Santi Vila