Kiko celebra las preuvas con una fiesta ibicenca y con dos leones como invitados