Alessandro Lequio: "A Ginevra le podré enseñar qué hombres evitar. ¡Como yo, no!"