Belén Esteban ha valorado en unos 130.000 euros los objetos sustraídos de su casa