Hacienda recomendó que se inspeccionara la casa para cuantificar el coste del estudio pero no se hizo