Isabel Pantoja, una mujer ardiente, según Julián Muñoz