Kiko, nervioso ante el proceso sancionador que ha abierto Tráfico contra él