Las naves de Amador y Rosa tienen un nuevo embargo