Ortega Cano está triste y asegura que estará ahí cuando José Fernando le necesite