Tras la bronca, Jessica le dijo a Kiko que se iba a casa de su madre