Mari Carmen García, la mujer que quemó al violador de su hija, no tendrá que entrar en prisión