La madre de los niños asesinados en Godella quería que se reencarnaran en ella