Un equipo de 'AR' entró en el club Paradise, relacionado con el ajuste de cuentas en Barcelona