Jaime se salvó por poco de las explosiones de Arganda: "En un segundo se vino todo abajo"