El informe preliminar de la autopsia de Gabriel sitúa su muerte una hora después del secuestro