El organizador de la fiesta en Madrid Arena está vinculado a mafiosos