Sara ha superado la anorexia después de cuatro años