Fernando, altivo; Marga, asustada: analizamos la actitud de los padres de Nadia