El municipal que denunció las amenazas a Carmena, de baja y con protección policial