Sánchez piensa consultar a sus militantes aunque la respuesta no sea vinculante