Doña Sofía, el gran apoyo del Rey